Mientras vives, aprende cada día algo de los misterios del Amor y la devoción. Eso te beneficiará siempre.
Iniciar sesión | ¿Eres nuevo aquí? Regístrate
NO TE DEJES TENTAR
Valoración de los usuarios: / 5
PobreEl mejor 

El Shadú Sundar Singh pertenecía a una de las familias más acaudaladas de la India. Era un erudito. Poseía todas las cualidades para triunfar en la vida. Había pasado ya por una experiencia de la vida espiritual a través de la cual le había entregado su corazón a Dios.. Su padre hacía todo cuanto le era posible por disuadirle pero era en vano. Un día a solas con él le habló de esta manera:
"Te enviaré a Europa, a América, visitarás los centros culturales, te recrearás a tu antojo, gastarás todo lo que desees y regresarás cuando te plazca, con la sola condición de que te apartes de esos caminos".
"No puedo", respondió Sundar Singh a su padre.
"Estoy dispuesto a desheredar a todos mis hijos y hacerte mi único heredero con la sola condición de que te apartes de esos caminos".
"No puedo", volvió a responder el joven.
El padre entonces, en un esfuerzo final le llevó a un subterráneo, abrió una a una sus arcas, le mostró a su hijo todas sus riquezas y dijo:
"Todo esto es tuyo ahora mismo, con la sola condición de que te apartes de esos caminos".
El muchacho vaciló un instante. Sintió como los soportes de su vida espiritual cedían, pero, en ese momento le pareció ver a Dios que le decía:
"Todo esto te doy si postrado me adoras".
Se volvió a su padre y le dijo:
"No puedo".
"Pero, ¿por qué no puedes?", preguntó el padre desesperado.
El joven contestó:
"No puedo porque soy esclavo de Dios".
Y ahí ganó la batalla...

PELEA LA BUENA BATALLA DE LA FE ESTE DÍA Y TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA.

ORACIÓN:

Señor Supremo gracias te doy que me has fortalecido hasta el día de hoy, por favor te ruego me des la gracia necesaria para decir: "no puedo" en el momento que la ilusión quiera cubrir mi visión.