La más terrible pobreza es la soledad y el sentimiento de no ser amado.
Iniciar sesión | ¿Eres nuevo aquí? Regístrate
Una bella oración para comenzar el día...
Valoración de los usuarios: / 3
PobreEl mejor 
Reflexiones - Varias


Muy temprano desde mi ventana

saludo al Dios de mis amaneceres,
El me ha enseñado
que cada amanecer es distinto
como cada día de nuestra vida .

Nadie me ha hecho mejor regalo
sólo Tú has pensado,
enseñarme cada día
lo rica que soy, al contemplar
la llegada de un nuevo día
junto a ti, Dios de mis amaneces.

Hoy te pido me des la gracia
de siempre recordar
que el amanecer de ayer,
ya no es mío
el de hoy voy a vivirlo
porque el de mañana
no sé cómo será.

Al comenzar el día pienso en ti, 
Dios de mis amaneceres,
que tu luz sea para todos
motivo de amor y paz.
para seguir deseando
cada día contemplar
al Dios de mis amaneceres.