Habla siempre de salud, de progreso y de victoria. Repite: "la fuerza de Dios habita en mí"
Iniciar sesión | ¿Eres nuevo aquí? Regístrate
La vida que no vemos de los pollos
Valoración de los usuarios: / 25
PobreEl mejor 


Los pollos son animales muy curiosos e interesantes que se cree que tienen el mismo coeficiente intelectual que perros y gatos, e incluso primates. Cuando viven en su hábitat natural – y no en las granjas de procesamiento –– ellos hacen amistades y forman jerarquías sociales. Son capaces de reconocerse entre ellos, amar a sus hijos y disfrutar de la vida plena en la que se puedan tomar baños de polvo tranquilamente, hacer sus nidos, cantar bajo la sombra de los árboles y mucho más.

No fue hasta hace pocos años que un grupo de científicos invirtió un período de tiempo en tratar de aprender sobre la inteligencia de los pollos, pero las personas que han tenido la oportunidad de trabajar en las granjas de pollos tienen mucho que hablar sobre las sutilezas del mundo de los pollos. Pudiera resultar extraño dado que no sabemos mucho sobre estas aves, pero es cierto que a algunos pollos les gusta la música rock, mientras otros prefieren la clásica; algunos disfrutan la compañía humana, a la vez que otros son más distantes, tímidos e incluso un poco agresivos. Al igual que perros, gatos y seres humanos, cada una de estas aves tiene su propia personalidad individual. La comunidad científica de la actualidad está comenzando a informarse más sobre esta especie y he aquí lo que algunos de estos expertos tienen que decir:

• Los pollos son tan inteligentes como los mamíferos, incluyendo algunos primates, según el experto en conducta animal, Dr. Chris Evans, director del laboratorio de comportamiento animal de Macquarie University, Australia, quien se dedica a dar conferencias sobre su trabajo con los pollos. Evans explica que, por ejemplo, estas aves pueden entender que los objetos que se han escondido recientemente aún existen, algo que en realidad va más allá de las capacidades que tienen los niños pequeños. Durante sus conferencias sobre las distintas habilidades de los pollos, Evan ha afirmado que “A modo de broma, a veces menciono estos atributos sin decir que son de los pollos y las personas piensan que me refiero a los monos”.
• El Dr. Joy Mench, profesor y director del Centro de Bienestar Animal de la Universidad de California en Davis explica que “Los pollos muestran una conducta social sofisticada. … Sobre eso es lo que trata un orden de picoteo. Pueden reconocer a más de cien otros pollos y hasta recordarlos. Además tienen más de treinta tipos de vocalizaciones”.
• En su libro The Development of Brain and Behaviour in the Chicken (Desarrollo del cerebro y la conducta en los pollos), la Dra. Lesley Rogers, profesora de neurociencia y conducta animal, destaca que los pollos tienen habilidades cognoscitivas equivalentes a las de los mamíferos.
• La Dra. Christine Nicol, de la Universidad de Bristol, señala que “Los pollos nos han demostrado que pueden hacer cosas que jamás los creíamos capaces de realizar. Definitivamente, existen aspectos desconocidos sobre estas aves”.

Unos cuantos ejemplos de las habilidades de los pollos

• El documental “Preguntémosles a los animales”, producido por la Asociación para el Estudio de la Conducta Animal en Inglaterra, muestra a pollos que aprenden cuál de los recipientes contiene alimento con tan sólo mirar la televisión o que tocan con su pico tres veces un botón determinado para comer y que también aprenden a recorrer un complejo curso lleno de obstáculos para llegar a un ponedero.
• En 2002, el documental The Natural History of Chickens (La historia natural de los pollos), transmitido por la cadena de televisión PBS, reveló que “a los pollos les encanta mirar televisión y que su sentido de la vista es similar al de los seres humanos. También parece que disfrutan todo tipo de música, especialmente la clásica”.
• Los pollos tienen la capacidad de aprender con sólo observar los errores de los que les rodean y son muy expertos en la enseñanza y el aprendizaje.
• Los pollos también aprenden a activar interruptores y ajustar los controles para cambiar la temperatura de su alrededor y abrir puertas de acceso a áreas de alimentación.
• Los pollos tienen más de 30 sonidos para comunicarse entre ellos, incluyendo distintas llamadas de alarma dependiendo de si un predador se está moviendo por mar o por tierra.
• La gallina rota los huevos hasta cinco veces por hora y le cloquea a los polluelos que están por nacer. ¡Éstos a su vez le gorjean a la madre y entre sí desde sus cascarones!
• Los pollos se orientan con la ayuda del sol.
• A menudo las gallinas no consumen agua ni alimentos, de ser necesario, simplemente para tener privacidad de un nido en el pueda poner.
• Al igual que nosotros, los pollos establecen fuertes lazos de familia y sufren cuando pierden a uno de sus seres queridos.
• Kim Sturla, directora de El Lugar de los Animales, un santuario para los animales de granja abandonados y víctimas de abuso, ha visto como los pollos se identifican y muestran afecto entre ellos. Ella recuerda una simpática historia sobre dos pollos de edad avanzada que habían sido rescatados de un basurero municipal. “Mary” y “Notorious Boy” establecieron una gran relación y reposaban juntos en una mesa de picnic. Una noche de tormenta, bajo un torrencial aguacero, Sturla salió para poner a Mary y Notoriouos Boy en el establo y vio como “el gallo tenía sus alas extendidas para proteger a la gallina”.

Salvemos a los pollos

Los pollos que se crían en granjas en Estados Unidos no tienen derecho a vivir en su ambiente natural ni satisfacer sus deseos. Miles y miles de ellos son víctimas de hacinamiento en jaulas hediondas a vapores de amoníaco por la acumulación de deshechos. En estas jaulas, las aves apenas tienen espacio para moverse (cada uno de ellos vive en un área equivalente a la de una hoja de papel). A menudo sufren fractura de huesos por el excesivo peso de sus cuerpos, la cruel manipulación (los trabajadores los agarran violentamente por las patas y alas y los meten en las jaulas) y por el proceso de engrilletado con la cabeza para abajo en los mataderos.

 

 



Frecuentemente, los pollos aún están concientes cuando se les corta el pescuezo o cuando se les introduce en el agua hirviente de los tanques de escaldado para desplumarlos. Cuando se les sacrifica, estos pollos a penas tienen dos meses de nacidos, poca edad comparada con los 10 ó 15 años que viven por naturaleza.

El habitante estadounidense promedio que consume carne es responsable por el abuso y muerte de aproximadamente 2,500 pollos.

www.petaenespanol.com